28 feb. 2011

La tradición alternativa

La escasa atención científica hacia la increencia antes de la edad moderna no tiene una justificación racional. Sólo la agenda apologética dominante en los "estudios religiosos" explica realmente esta desidia académica. Todavía hoy, en las sociedades presuntamente seculares, una buena parte del estudio de las increencias (ateísmos, heterodoxias, escepticismos, etc.) tiene lugar en los márgenes de la academia y la inmensa mayoría de los trabajos, desde la filosofía, las ciencias sociales o las neurociencias, continúan dirigiéndose a intentar "explicar la religión" o las creencias religiosas, pero no sus alternativas.

The alternative tradition. A study of unbelief in the ancient world, publicado en 1979, fue un intento original y encomiable de resolver esta carencia, y de derribar la idea etnocéntrica pero sobre todo errónea de que el ateísmo y el naturalismo vinieron prácticamente a inventarse en el salón parisino de Holbach, hace poco más de dos siglos. James Thrower, que fue profesor de fenomenología y de historia de las religiones en una universidad escocesa, esgrime aquí argumentos históricos contra esta idea común que se remontan hasta al menos 1000 años antes de Cristo, en la tradición védica india, pasando más tarde a la antigua cultura china, el budismo y el naturalismo jónico, cuna de la filosofía occidental. De acuerdo con Thrower  "El rechazo de la religión, y por rechazo de la religión se entiende no sólo el rechazo de alguna forma de religión particular, localizada y contingente, es, de hecho, tan viejo como el mismo pensamiento humano y está tan extendido como él".

El hecho de que el libro que me ha enviado una tienda afiliada a Amazon UK haya sido retirado de una biblioteca universitaria (concretamente de Middlesex, al norte de Londres) y que sólo figuren cuatro lectores desde los años ochenta, acrecienta la sensación de tener algo extraño, pero valioso, entre las manos.